¿Qué es la proyección?

22 de Febrero de 2015

“Todos utilizamos la proyección para evitar mirar a nuestro interior, la sombra nos dice que no nos fijemos en nuestras propias debilidades y que las proyectemos sobre los demás para evitar el sentimiento de inferioridad.” DEEPAK CHOPRA.

“No vemos a los demás como son, sino como somos nosotros.” IMMANUEL KANT.

Lo que opinamos sobre los demás en realidad dice mucho de nosotros mismos. Cuando percibimos algún aspecto negativo de otra persona, algo que nos produce rechazo y desagrado, incluso cuando apenas conocemos al otro, muy posiblemente estemos proyectando en la otra persona aspectos propios que nos resultan intolerables.

Pero, ¿Qué es la proyección?

Para entender bien qué es la proyección, primero es preciso hablar de los mecanismos de defensa.

Son mecanismos inconscientes que se encargan de minimizar las consecuencias de aquellos aspectos negativos propios, nos ayudan a seguir manteniendo una imagen idealizada de nosotros mismos. Un tipo de autoengaño que protege de alguna manera nuestra autoestima y el concepto que tenemos de nosotros mismos, a costa de la libertad de ser auténticos y más libres. Algunos de estos mecanismos seguro que os suenan:  Reprimir los sentimientos (sobre todo los que consideramos hostiles y negativos)  hacia algunos seres queridos o figuras de autoridad; Racionalizar los actos de los demás para evitar el sufrimiento que la realidad nos produce. ¿Cuántos fumadores han dicho en alguna ocasión eso de que “de algo hay que morir”? Esa forma de explicarse a sí mismos que no tienen responsabilidad ni control en su destino, les evita la angustia de tener que tomar una decisión al respecto.

Pues bien, la proyección, el mecanismo del cual nos referimos en este artículo, se refiere a aquello que la persona utiliza para evitar aceptar deseos, características, tendencias y afectos propios por considerarlos inaceptables. El hecho de aceptar esta parte que ocultamos, dañaría a priori la imagen construida que tenemos de nosotros mismos, por lo cual, tendemos a colocarlo e identificarlo en el otro.

Algunos ejemplos de este mecanismo los podemos encontrar en el cine, ¿recordáis al padre homófobo de la película “American Beauty” que en realidad reprimía sus tendencias homosexuales? En nuestro día a día encontramos también muchos ejemplos, como cuando le atribuimos al otro alguna necesidad que en realidad tenemos nosotros, personas que estafan pero sólo ven la corrupción en el otro y se sienten profundamente indignados al respecto, etc.

Lo fundamental para liberarnos de estos mecanismos que nos atan consiste en DARSE CUENTA, poner consciencia en lo que está sucediendo, aceptándonos por completo con nuestras partes más bonitas y más oscuras. El trabajo terapéutico de crecimiento personal pone el énfasis en liberar a la persona de un concepto de sí mismo estricto e idealizado, para dar lugar a un nuevo auto concepto más flexible, comprensivo y realista, que permitirá a la persona ser mucho más auténtica y libre.

María Espigares de Silóniz | Psicóloga y Psicoterapéuta Gestalt en Madrid

m.espigares@psicologiamentae.com

Enviar comentario

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

When you visit any web site, it may store or retrieve information on your browser, mostly in the form of cookies. Control your personal Cookie Services here.


  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_gdpr_privacy_policy_accepted
  • PHPSESSID
  • cpsession
  • et-pb-recent-items-colors
  • timezone
  • wordpress_test_cookie

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios